Please reload

Entradas recientes

¿Y si de verdad existe el lenguaje del corazón? (y no, no me refiero a nada romántico)

May 18, 2017

1/1
Please reload

Entradas destacadas

Semillas de lino para tratar la alergia estacional

December 27, 2017

 

En esta ocasión traduzco un artículo de The Holistic Horse sobre un estudio científico realizado para verificar si las semillas de lino son un buen complemento para ayudar a que los caballos que sufren de alergia estacional vean reducidos sus efectos.

 

El prurito estacional recurrente ("Sweet Itch") en caballos es un motivo de preocupación habitual de los propietarios de caballos.

 

Aproximadamente el 20% de los caballos exportados de Islandia sufren de alergia estacional.

Esta enfermedad está causada por el suero de las picadas de insectos, específicamente el culicoides o mosquito mordedor. Estos insectos no se encuentran en su isla nativa, así que los caballos islandeses no han desarrollado inmunidad al suero de sus picadas. Pero la alergia estacional no está restringida a los caballos islandeses, sino que se da en muchas razas de todo el mundo desde el verano de 1840.

 

En Australia se conoce como el picor de Queensland, de Kasen en Japón, Sommerekzem en Alemania, y esta enfermedad se ha dado en muchos otros países. Las semillas de lino son la principal fuente vegetal con el nivel más alto de ácidos grasos Omega-3 y se da habitualmente a los caballos afectados en muchos centros hípicos. Aunque se han realizado investigaciones, confirmando la práctica de dar ácidos grasos de omega-3 a perros como un efectivo tratamiento para la piel atópica, existen muy pocos datos para validar esta práctica en caballos.

 

Demostrando la eficacia de complementar la dieta con semillas de lino para reducir la respuesta en el test cutáneo intra-dérmico de los caballos afectados, se dispondría de nueva información para los propietarios de caballos sobre alternativas relativamente baratas a la terapia estándar de cortico-esteroides.

 

 

MATERIALES Y MÉTODOS

 

Seis caballos islandeses con un historial de alergia estacional, confirmada por un test cutáneo intra-dérmico con extracto de culicoides, fueron transportados y alojados en el Centro de Investigación Equina durante un periodo de 14 semanas, en el que se realizó un ensayo cruzado, controlado con placebo y de doble ciego. A cada caballo se le asignó al azar recibir o semillas de lino o placebo (3 caballos por grupo) en su ración diaria, durante un periodo de 42 días, después del cual los caballos no recibieron suplementos durante 14 días. Después del descanso de 14 días, los grupos se invertían, y el ensayo se repetía. De esta manera, cada caballo podía actuar como su propio individuo de control.

 

Recogida de muestras

 

Los días 1, 21, y 42 los caballos fueron inyectados con extracto de culicoides, salina (control negativo) e histamina (control positivo) directamente bajo su piel. Se comprobaba el tamaño de las reacciones cutáneas después de un periodo de 18 horas.

Se tomaron también muestras de sangre, piel y cabello para obtener un perfil de ácidos grasos. En los días 0 y 42 de muestreo de cada fase, se tomaba una muestra de sangre adicional para hacer un análisis del recuento de sangre completo y el perfil de suero equino para identificar cualquier otro posible efecto sistémico de los complementos de semillas de lino.

Todos los datos fueron sujetos a un análisis estadístico y las diferencias resultaron ser significativas.

 

RESULTADOS

 

Se dio una mejora significativa en la media de respuesta en el test cutáneo de los caballos al culicoides cuando tomaban semillas de lino. Esto se evidenció cuando, al aplicar una inyección intra-dérmica de culicoides, el área de erupción que se creaba era más pequeña.

 

No hubo diferencias significativas en la temperatura de superficie en los sitios en los que se hizo el test cutáneo, ni en el grupo en tratamiento ni en el grupo de placebo.

No hubo cambios significativos en el perfil de ácidos grasos de la piel o de la sangre, ni el grupo de caballos en tratamiento ni en el de control. No obstante, cuando los caballos recibían semillas de lino, había una reducción significativa en la concentración de algunos de los ácidos grasos saturados de cadena larga en el cabello. Puesto que el cabello está compuesto principalmente de proteína y minerales, cualquier cambio en los ácidos grasos debe reflejar cambios en las secreciones que surgen de la piel y que se depositan en el cabello.

 

Estas secreciones forman una capa resistente al agua que contiene muchas bacterias (llamadas “microflora dermal”) y se sabe que algunas bacterias de la piel metabolizan compuestos ( ácido trans-urocánico e histadina) que forman parte de la función inmune. Al alterarse los ácidos grasos de las secreciones de la piel, es posible que, en este estudio, ciertas poblaciones de bacterias se vieran afectadas, por lo que cambiaba la habilidad de estas bacterias para metabolizar estos compuestos y reducir la respuesta inmune a las inyecciones de culicoides. Aunque no es posible confirmar que este fuera el caso con los datos de que se disponen actualmente, otras investigaciones previas proporcionan posibilidades intrigantes sobre el mecanismo de acción de los componentes de las semillas de lino.

 

No hubo cambios estadísticamente significativos en ningún parámetro del análisis de hematología. En el análisis bioquímico hubo cambios estadísticamente significativos en los niveles de glucosa y AST (Aspartato Aminotransferasa). No obstante, estos cambios se encontraban dentro del rango fisiológico normal.

 

CONCLUSIONES

 

En este estudio, las semillas de lino tuvieron los siguientes efectos:

  • mejora de la respuesta media de los caballos con piel atópica a un alérgeno cutáneo común

  • no hubo efectos adversos, como se determinó por un análisis de sangre completo

  • hubo una concentración reducida de los ácidos grasos saturados de cadena larga en las secreciones de la piel, sugiriendo un posible mecanismo del metabolismo microbial alterado que lleva a una repuesta inmune reducida.

El siguiente paso sería realizar nuevos estudios con una muestra más grande de individuos para confirmar el posible mecanismo aquí descrito.


 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos